Maderoterapia

Tratamiento remodelador totalmente natural

Reafirma y modela tu contorno sin aparatología ni cirugía

Maderoterapia facial, corporal y anticelulítica

Ideal si lo que necesitas es un tratamiento remodelador para reafirmar y modelar tu contorno corporal de una forma totalmente natural, eficaz, segura e indolora, con resultados totalmente visibles antes y después de cada sesión.

Maderoterapia. ¿Qué es y para qué sirve?

La maderoterapia es una técnica de masaje a nivel estético empleada con fines terapéuticos, en la que realizamos una serie de masajes mediante el uso de unos utensilios de madera especialmente diseñados conforme al contorno anatómico.

La maderoterapia tiene un origen ancestral, pues se remonta a la antigua cultura oriental. Antaño, esta técnica era practicada por especialistas orientales, utilizando una serie de herramientas de madera para masajear y tratar ciertas dolencias con el fin de conseguir alivio físico, dependiendo de cada persona.

En resumidas cuentas, la maderoterapia sirve principalmente para reducir, modelar y reafirmar el tono corporal o facial, a la vez que es especialmente eficaz para aliviar, de forma inmediata, diversos dolores musculares y articulares, entre otros muchos beneficios que descubrirás a continuación.

Beneficios de la maderoterapia corporal, facial y anticelulítica

La maderoterapia puede aplicarse tanto a nivel facial o corporal, además de con el fin de eliminar y tratar activamente la celulitis.

Todo ello lo valoramos de forma totalmente personalizada, caso por caso, ya que cada cuerpo y cada persona es única, por lo que tenemos especialmente en cuenta cada una de las necesidades concretas de cada persona.

Por lo tanto, estos son los beneficios que se obtienen, sea cual sea el caso, al realizar correctamente el tratamiento de maderoterapia:

  • Prepara la piel para procesos pre y postquirúrgicos.
  • Reafirma y tonifica la piel.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Regula el funcionamiento del sistema linfático.
  • Mejora la producción de colágeno y elastina.
  • Reactiva el sistema nervioso.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Favorece eficazmente la eliminación y reducción de grasa localizada.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Alivia dolores musculares y osteoarticulares.
  • Es sumamente efectiva para combatir y eliminar la celulitis.
  • Eleva, reafirma y tonifica los músculos.
  • Evita sobrecargas musculares y tensionales.
  • Mejora y favorece la eliminación de líquidos.
  • Favorece la relajación y el sueño.

Para quién está indicada la maderoterapia

La maderoterapia está indicada para cualquier persona que necesite sentirse mejor consigo mism@, sea por el motivo que sea.

Ya sea si se padece de cualquier tipo de dolencia, como puede ser el síndrome de piernas cansadas o personas que sufran de dolores musculares crónicos, como es el caso de la fibromialgia.

Además, es especialmente efectiva, desde las primeras sesiones, para mejorar el aspecto físico de una forma NO invasiva. Es decir, sin necesidad de aplicar tratamientos de aparatología corporal o el uso de tratamientos o técnicas más invasivas -y costosas para el bolsillo-, como suele ser el caso de la cirugía corporal y facial.

Por otro lado, la maderoterapia no solamente se enfoca en obtener bienestar físico, pues también está recomendada para aliviar, reducir notablemente el estrés y mantener un equilibrio a nivel psicológico/emocional.

La maderoterapia y sus contraindicaciones

Aunque la maderoterapia es un tipo de terapia totalmente natural, también tiene sus contraindicaciones, por lo que es fundamental que estés correctamente informado/a sobre los casos en los que su uso está contraindicado:

  • En mujeres embarazadas de menos de 15 semanas.
  • Personas con procesos cancerígenos.
  • Personas con problemas o patologías renales.
  • Personas que padezcan varices avanzadas.
  • Personas que padezcan algún tipo de reacción alérgica a la madera.

Además, es importante que sepas que, durante la sesión de maderoterapia es posible experimentar algún tipo de sensación de calor, hormigueo/cosquilleo o hiperemia cutánea (enrojecimiento de la piel). Esto es algo completamente normal, ya que con ello se produce una activación de la zona tratada.

En ningún caso se debería experimentar ninguna sensación de dolor, ni tampoco sufrir hematomas en la piel durante/tras la finalización de la sesión de maderoterapia.

¿Quieres conocer más acerca de la maderoterapia y experimentar todos sus beneficios?

Puedes reservar tu cita directamente haciendo click en el botón que verás justo debajo.

Reserva tu citaReserva tu cita